SOBRE MÍ

¡Bienvenidos a mi (muy) dulce blog! ♥
Mi nombre es Alba, estudio Medicina  y tengo una obsesión (grave) por la repostería creativa, la fotografía, los sprinkles y el color rosa. Aunque esto no es nada nuevo si has leído mi blog, ¿no?
MI PASIÓN ES LA REPOSTERÍA CREATIVA... 
...pero esto no siempre ha sido así. Mi primera experiencia con la cocina fue hace unos cuantos años atrás, tal vez con 12 años de edad o menos, cuando le dije a mi madre que quería hacer unas galletitas de avena que salían en uno de mis libros de "Kika Superbruja". En el verano de 2011, y tras días y días de insistencia por parte de mi padre, accedí a entrar a una nueva página de repostería que le habían comentado. Debo decir que en mi casa siempre ha habido multitud de libros de cocina y repostería, pero no me había picado el gusanillo. Cuando entré a la página, (si tienes curiosidad, es esta, aunque, por desgracia, ya no suele publicar), me quedé fascinada. Aquellas "magdalenas decoradas" (yo ni idea aún de que aquello eran cupcakes, todos tenemos un comienzo,jaja) eran, ¡a cuál más bonita! Sin embargo, no fue hasta pasado unos días cuando le declaré amor eterno al horno. Me disponía a hacer de nuevo las galletas de avena cuando me dí cuenta que faltaba el ingrediente principal. ¿Y entonces? Pues nada, como tenía ganas de hacer algo muy dulce, entré a Internet y ¡voilá! Cogí la primera receta de muffins de chocolate, y adelante. Por no tener no tenía ni un molde en condiciones, así que ya te puedes imaginar como salió aquello, (vamos, que de repostería creativa tenía poco, porque bonitos, bonitos, no eran); pero lo importante es que estaban deliciosos.
MI YO MÁS DULCE ♥
A partir de ese día seguí buscando y buscando en Internet; siguiendo páginas, leyendo recetas, trucos, etc, y adentrándome cada vez más en este dulce mundo. Empecé a leer blogs en inglés, y ya casi a finales de verano me topé con un blog con unas fotos preciosas y unos postres maravillosos, el blog de Rosie Alyea, la culpable de mi  obsesión por los sprinkles y el buttercream rosa, la famosísima Sweetapolita. Lo tan bien explicados que estaban sus posts de todo lo que hacía, me dio esperanza de que tal vez yo también podría llegar a hacer algo tan bonito, y hasta hoy. En todos mis ratos libres desde ese día me he dedicado a aprender de forma autodidacta con los recursos que ofrece Internet todo lo que sé (y que comparto en este blog). Gracias a mi familia, en especial a mis padres, he podido poner en práctica todo lo que he leído, (con más errores que aciertos), ir coleccionando poco a poco y con mucho esfuerzo económico (la repostería creativa tiene un problema, uno solo, ¡y es lo poco barata que es!) todos los materiales y herramientas que necesito para mejorar, probar todos y cada uno de mis intentos, (aunque no quedasen tan buenos como pensaba), ir a cursos (¡gracias Tata!) y como no, ser muy, muy feliz pues hago algo que adoro.
LA (BREVE) HISTORIA DE CAKES & SPRINKLES!
¿Y por qué me daría a mí por montar un blog? Pues un cúmulo de cosas, supongo. Empecé a darle vueltas a la idea de hacer un blog para poder compartir mis dulces experiencias desde comienzos de verano de 2012, pero (como siempre, por lo perfeccionista que soy) no me sentía preparada para algo así. Es una forma de aunar todas las cosas que me hacen feliz: la fotografía, la repostería, la escritura, y la decoración. Siempre he querido hacer un blog lo más diferente posible, aunque muy inspirado por los blogs en inglés que sigo, e intentar que todo lo que publique sea lo más creativo y original, a la vez que asequible; en conclusión, el blog que a mí me gustaría leer. Incluso me he encargado de diseñar y organizar todas y cada una de las cosas que componen el blog, porque el diseño también me vuelve loca. ¿A alguien se le ocurre una mejor forma de mantenerme entretenida y contenta? Con muchísima ilusión empiezo esta aventura de la que espero infinidad de cosas buenas y mejores momentos, y por supuesto que dure mucho, mucho tiempo.
Y ahora que está (casi) todo dicho, ¡a precalentar el horno que empezamos! ♥